X

¡Hola! Bienvenidos a nuestro sitio web THE FOOD TECH


Lo invitamos a que actualice su versión de Internet Explorer, ya que este sitio no es compatible con la versión 11 o anteriores.


Como alternativa le sugerimos utilizar cualquiera de las siguientes opciones para navegar el sitio:

Las mejores prácticas del café de Colombia

 |   mayo 14, 2021
seguridad-alimentaria
Seguridad alimentaria
Buenas-practicas-del-café


El mayor productor mundial de café arábigo suave es Colombia, su producción anual en promedio es de 14 millones de sacos de 60 kilos que en su mayoría son exportados. Sembrar, cuidar y cosechar estos millones de kilos de café es tarea de más de 550 mil familias caficultoras, quienes en su mayoría tienen cultivos de 1.3 hectáreas.

La creciente preocupación de los consumidores sobre las trazas o los residuos de productos agroquímicos en los alimentos es un tema que se ha posicionado en las conversaciones y negociaciones del comercio internacional de productos agrícolas. El cultivo del café no escapa a esta conversación.

El cultivo de café colombiano puede ser afectado por lo menos por 10 plagas como insectos y malezas. Para proteger estos cultivos, los caficultores implementan estrategias de manejo agronómico con un plan de Manejo Integrado de Plagas (MIP). Las cuales incluyen el uso de herbicidas, insecticidas y fungicidas.

Buenas prácticas agrícolas en el cultivo del café

  1. Variedades del café
  2. Manejo del café
  3. Manejo del suelo
  4. Fertilización
  5. Agua para el riego
  6. Protección del cultivo
  7. Recolección
  8. Beneficio
  9. Manejo de residuos
  10. Bienestar laboral
  11. Medio ambiente

mejores-practicas-cultivo-del-cafe

Residuos de productos agroquímicos el café

El cultivo del café no escapa de un tema particular, los Límites Máximos de Residuos, LMRs. Se trata de un estándar que designa el nivel más alto de residuos de plaguicidas tolerados legalmente en los alimentos.

Los LMRs se establecen muy por debajo de los márgenes de seguridad para determinar que los alimentos producidos con plaguicidas sean adecuados para el consumo. Los residuos de plaguicidas, si los hay, son tan bajos que las personas tendrían que consumir cantidades humanamente imposibles para ser afectadas.

Los caficultores colombianos que exportan a más de 46 países, reciben por parte de los países compradores distintos requerimientos en cuanto a los Límites Máximos de Residuos, LMRs.

Esta situación hace más difícil el sueño de exportar, porque los LMRs de la Unión Europea, pueden ser distintos a los de Japón. Si se exceden los LMRs, el café puede ser rechazado. Esto sucede a pesar de que para facilitar el comercio internacional, las Naciones Unidas tienen disponible más de 4 mil 300 LMRs en el Codex Alimentarius, un compendio de normas internacionales que buscan promover la inocuidad alimentaria.

Te puede interesar: Café: beneficios que obtienes cuando bebes una taza

 




Relacionado

Te podría interesar