La maquinaria agrícola y su contribución a la economía y la ecología

El uso de la maquinaria representado un aumento en la mejora de los recursos económicos así como el uso sustentables de los recursos.

 |   junio 28, 2021
maquinaria-agrícola


La maquinaria agrícola es tal vez uno de los avances tecnológicos más importantes de la historia, pues no solo permiten a los agricultores ahorrar tiempo, sino que también mejoran las técnicas de cultivo y maximizan la producción.

Con la aparición de la tecnología muchos de los métodos que se utilizaban en el sector agrícola hace mucho tiempo han quedado en el pasado y se ha comenzado a utilizar, desde hace ya algunos años, una maquinaria que realmente facilita el trabajo y mejora mucho la cosecha.

Te puede interesar: Riego inteligente, tendencia que evoluciona el sector agrícola

En el marco del Día de la Sostenibilidad, jugadores claves del sector agrícola explican el porqué y el cómo la maquinaria agrícola se han podido identificar tres áreas que tienen un impacto particular en la sostenibilidad de la agricultura:

Protección del suelo: La protección del suelo consiste, en el uso de una maquinaria con mayor huella, lo que ayuda a evitar una compactación perjudicial del terreno. Esto garantiza una mayor fertilidad del suelo, a la vez que se incrementa su porosidad y su capacidad para almacenar más nutrientes y agua.

Fertilización orgánica: La fertilización de las tierras de cultivo con estiércol suele ser objeto de debate público. No cabe duda de que el estiércol es un valioso fertilizante orgánico que debe utilizarse correctamente. Sin embargo, sólo funciona si el agricultor es capaz de determinar la demanda de nutrientes del cultivo, así como el contenido de nutrientes del estiércol.

Actualmente ambos pueden medirse con precisión tomando muestras del suelo y de las plantas. Los resultados permiten a los agricultores crear mapas de aplicación, que facilitan la dosificación de fertilizantes específicos en cada lugar.

Protección de cultivos: También hay que evitar los solapamientos y las sobredosis de productos agroquímicos. Los drones o las imágenes por satélite, por ejemplo, pueden medir la densidad de los cultivos y la presión de la enfermedad, para poder aplicar los fungicidas necesarios. Basándose en mapas de aplicación, las secciones del campo sólo se tratan donde es necesario.

El control mecánico de las malas hierbas también se beneficia del uso de la tecnología de cámaras de alta velocidad. Para las explotaciones ecológicas en particular, esta tecnología ofrece una ventaja real en eficiencia. Incluso las explotaciones convencionales pueden beneficiarse de la combinación de medidas químicas y mecánicas y, por tanto, reducir significativamente el coste y la carga medioambiental del uso de herbicidas.



Autor

Redacción THE FOOD TECH

Equipo editorial de THE FOOD TECH conformado por periodistas especializados en la industria alimentaria, tecnología, procesos, empaques e ingredientes alimenticios.


Relacionado

Te podría interesar