Lo que no sabemos sobre el consumo de minerales orgánicos en la industria de bebidas

Una de las maneras más sencillas, pero a la vez complejas de crear bebidas funcionales, es a través de la adición de minerales, que en conjunto con las vitaminas y extractos naturales pueden generar conceptos funcionales y cubrir las necesidades de los consumidores.

 |   agosto 9, 2022
minerales_bebidas


Mejorar la calidad de vida se ha vuelto una prioridad para los consumidores que ahora son cada vez más exigentes y se preocupan más al momento de elegir un alimento o bebida.

Eso ha generado nuevos hábitos de consumo que la industria de alimentos y bebidas debe tratar de satisfacer.

Si bien, el precio de los productos sigue siendo un indicador importante para los consumidores en América latina, ahora también se suma un nuevo indicador: el “valor”.

Este valor implica que alimentos y bebidas tengan algún beneficio agregado, como:

  • Fortificación
  • Mantener un precio accesible

Hoy los consumidores están más preocupados por mantener un estado de salud óptimo no solo a nivel físico, sino también mental y emocional.

Es aquí donde las bebidas funcionales pueden aportar los beneficios que los consumidores buscan adicionándoles minerales, vitaminas y extractos naturales.

Los minerales intervienen en diferentes funciones en el cuerpo humano, lo que los hace necesarios para tener un estado de salud adecuado, por lo tanto, requerimos consumir diariamente diferentes tipos de minerales para evitar alguna deficiencia, derivando en problemas de salud y algunos desórdenes.

minerales_nutrición

Datos de Innova Market Insights señalan que las bebidas, cereales y lácteos que contengan ingredientes como botánicos, vitaminas y minerales, ayudan a estimular el sistema inmune.

Te puede interesar: Edulcorantes alternativos naturales para crear gomas de mascar sin azúcar

El mercado de consumo de minerales

Jungbunzlauer llevó a cabo un estudio del consumidor en conjunto con Döhler GmbH Sensory & Consumer Science y estudiantes de la Universidad Aalen en Alemania. Participaron 1400 entrevistados de Estados Unidos, Alemania y Reino Unido, quienes respondieron dos encuestas en línea.

El estudio tuvo como objetivo comprender:

  • ¿Están los consumidores conscientes de la importancia de los minerales en su salud?
  • ¿Tienen conocimiento sobre las ventajas de los minerales orgánicos?
  • ¿Prefieren consumir minerales orgánicos más que los inorgánicos?
  • ¿Están abiertos a la fortificación mineral de alimentos y bebidas?

El 40% de los encuestados cree que consumen niveles adecuados de minerales, lo que significa que el restante denota una gran demanda no satisfecha por incrementar el consumo de minerales, brindando una oportunidad de crecimiento de mercado en aquellos productos que contengan niveles elevados de estos nutrientes.

La encuesta mostró que dentro de la categoría de bebidas fortificadas, los consumidores regularmente compran:

  • Jugos
  • Bebidas no carbonatadas
  • Bebidas deportivas

 

minerales_bebidas_fortificadas

Gráfica 1. Porcentaje de tipo de bebidas fortificadas que compran los consumidores.

Te puede interesar: Alimentos y bebidas funcionales, importantes desafíos en medio de la reformulación

Recomendaciones para el desarrollo de productos fortificados

Los resultados del estudio arrojaron que la gran mayoría de los encuestados desea tener más información sobre los minerales, por ello:

  • Se sugiere que siempre se agregue el contenido de minerales en la información nutrimental del producto, ya sea por requerimiento de la legislación o sólo para informar al consumidor.
  • Los consumidores tienen un conocimiento limitado de los beneficios que aportan los minerales, por lo que sería muy útil educarlos con el uso de claims (declaraciones de salud).
  • Es preciso evitar sobrecargar la etiqueta con información muy técnica o confusa.

De acuerdo con la encuesta, los consumidores no están informados sobre las diferencias de los diversos compuestos y fuentes minerales. También se encontró que:

El término “minerales orgánicos” tiene una connotación positiva, por lo que se recomienda promocionar en las etiquetas de los productos que estos contienen “minerales orgánicos”, en lugar de colocar la fuente específica, por ejemplo: citrato de calcio”.

Según la encuesta, mientras que los minerales inorgánicos son relacionados con productos baratos, los minerales orgánicos se asocian con propiedades como:

  • Productos de alta calidad
  • Naturales
  • Saludables

Otro término que también puede causar confusión es el de “biodisponibilidad”, el cual es muy usado al describir las fuentes minerales orgánicas, por lo que limitar su uso puede ser buena idea. En este caso, este término podría ser descrito como “minerales de fácil absorción”.

En general, los resultados del estudio indican que la suplementación con minerales y las bebidas fortificadas están al alza. Ambos ofrecen una gran oportunidad de crecimiento de mercado. Si deseas fortificar tus productos, deja tus datos y contacta al equipo de Jungbunzlauer.

El contenido y las opiniones fueron realizados en colaboración con Jungbunzlauer.

Editado por Griselda Vega.

Autor

Arcides Félix

Market Development Manager LATAM de Jungbunzlauer México. Ingeniero en Industrias Alimentarias por el Tecnológico de Monterrey con Maestría en Administración con especialidad en Marketing por la Universidad Autónoma de Querétaro. Certified Baker por el American Institute of Baking.


Relacionado

Te podría interesar