Reciclado avanzado, una tendencia que sigue creciendo

Las tecnologías de reciclado avanzado dividen las cadenas de polímeros y convierten los plásticos difíciles de reciclar en petróleo crudo, nafta o combustibles.

 |   diciembre 2, 2021
reciclado avanzado


El reciclado avanzado continúa creciendo en 2021, a pesar de las críticas de las ONG y los informes de los medios que cuestionan la rentabilidad y el desempeño ambiental de estas tecnologías. La creciente actividad del mercado se ha documentado en el último informe de Rabobank sobre reciclaje avanzado.

Muchos ven el reciclaje avanzado como crucial para establecer una economía circular de plásticos. Las tecnologías de reciclado avanzado dividen las cadenas de polímeros y convierten los plásticos difíciles de reciclar en petróleo crudo, nafta o combustibles.

La compañía holandesa de servicios financieros reportó “mucha actividad” en este año, incluidas:

  • Pruebas de soluciones de trazabilidad
  • Anuncios de nuevas plantas
  • Asociaciones
  • Adquisiciones y participaciones en el capital social

En marzo, Rabobank predijo que las plantas de reciclado avanzado se duplicarán a alrededor de 140 plantas en todo el mundo para 2025, con una capacidad combinada de 3 a 4 millones de toneladas métricas. Desde que se realizaron estas estimaciones, la velocidad de actividad ha aumentado aún más.

Ventajas del reciclaje avanzado

Algunos  métodos  de  reciclado  avanzado  ofrecen  la  ventaja  de  que  no  requieren   de una separación por tipo de plástico. Es decir, que se pueden tomar residuos  mixtos, reduciendo así los costos de recolección y clasificación, y, a la vez, se obtienen  productos finales de alta calidad.

Importantes empresas multinacionales  del sector petroquímico, productoras de  plásticos en Europa y Estados Unidos2,3, están llevando a cabo pruebas a escala piloto produciendo diversas materias primas para fabricar productos plásticos de alta calidad que, incluso, pueden estar en contacto con alimentos. Asimismo, están trabajando en el marco regulatorio y de reglamentación para cumplir con los objetivos del reciclado en la  economía circular.

El  creciente  interés  y  las  inversiones  en  tecnologías  de  reciclado  avanzado  benefician  la  reducción  de  la  cantidad  de  desechos enviados a los rellenos sanitarios.

Tecnologías  de reciclado  avanzado

Existen  distintas  tecnologías  que  emplean  procesos  químicos  y  térmicos   con  catalizadores  que  descomponen  los  plásticos  en  productos  similares  al  petróleo,  aceites,  combustibles  y  gases,  que  son  materias  primas  que  se  emplean  nuevamente para producir plásticos.

  • Pirólisis. El proceso consiste en romper el polímero para transformarlo en moléculas más cortas.  El  objetivo  es  crear  un  monómero,  la  materia  prima  de  todo  polímero,  ya  sea  en uno o varios pasos.
  • Despolimerización – Volver a la materia prima. Consiste en devolver el polímero al estado de monómero cortándolo por sitios  específicos. El objetivo es restablecer el plástico a su componente original. Actualmente las tecnologías en desarrollo son:
  •   Despolimerización  térmica. Que  es  calentar  los  plásticos  a  alta  temperatura  para obtener una solución liquida con alto porcentaje del monómero original. Es especialmente adecuada para el poliestireno y el acrílico (PMMA)
  •  Despolimerización química. Consiste en usar un reactivo para descomponer la  matriz polimérica. Esta técnica recibe distintos nombres según el reactivo utilizado: hidrólisis cuando el reactivo es el agua, alcohólisis cuando se trata de un alcohol y glicólisis cuando se usa glicol.
  • Disolución. Es otro proceso que se utiliza para aislar las cadenas moleculares sin romperlas.  En este caso no intervienen sustancias químicas que modifiquen el polímero. En otras  palabras, esta técnica permite reciclar el polímero sin tener que seguir el camino inverso hasta el monómero.
  • Reciclado del PVC mediante solvente. Este proceso permite reciclar PVC y es posible gracias a que éste permite su total solubilidad en determinados solventes. Durante el proceso, el PVC se disuelve y luego se recupera mediante la evaporación o precipitación. Y así se obtiene el PVC granulado, que se puede reutilizar.

Te puede interesar: Economía circular: un camino que va más allá del reciclaje



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar