Empaques de plástico y su rol para reducir el desperdicio de alimentos

 |   marzo 5, 2021
empaques-de-plastico-disminucion-desperdicio


Cuando se habla de la importancia de los empaques de plástico y cómo pueden ayudar a reducir el desperdicio de alimentos, hay tres vertientes durante las etapas de producción: protección, transportación y manipulación del producto alimenticio.

La pérdida y desperdicio de alimentos (PDA) se da desde la precosecha hasta el consumo de alimentos. Sin embargo, un número muy alto ocurre desde la distribución hacia los puntos de venta y luego hacia el mismo consumidor.

De acuerdo con Florent Bouchonneau, Gerente de Desarrollo de Mercado para Empaques Plásticos y de Especialidad de Dow México:

  • En la distribución y puntos de venta hay productos que pueden sufrir daños por caídas o porque los empaques se rompen.
  • Los consumidores guardan los productos en otros tipos de empaques y se fijan mucho en la apariencia. Reempacar es una causa grande de desperdicio en el hogar. Muchas veces los productos están en buen estado, pero por los olores o aromas,  además de desconocimiento y desinformación, piensan que están vencidos y los tiran.
  • A nivel de conservación, los empaques de plástico juegan un papel importante, pues alargan la vida de anaquel de los productos y permiten que estén más tiempo en los puntos de venta.

¿Cómo ayudan los empaques de plástico a disminuir el desperdicio?

“20.4 millones de toneladas de alimentos se desperdician cada año en México. Esta cifra se puede reducir a casi 56 mil toneladas al día en el país, es decir, un poco más de dos mil camiones de carga de cajas secas de 30 toneladas”, señala Bouchonneau.

Según el informe Food Packaging Sustainability. A guide por packaging manufacturers, food processors, retailers, political institutions and NGOs, aproximadamente el 30% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) a nivel global, están relacionadas con los alimentos.

Basado en los resultados del proyecto STOP waste – SAVE food, realizado en febrero de 2020, el informe señala que debido a su función protectora, el empaque a menudo ayuda a reducir el desperdicio de alimentos.

El directivo de Dow indica que algunas soluciones que ofrecen los empaques plásticos contra el desperdicio son:

  • Los empaques flexibles plásticos, que regularmente cuentan con una película plástica coextruida de diferentes capas del mismo polímero, permiten aumentar la vida útil de frutas y verduras.
  • Un ejemplo es un pepino que se puede echar a perder entre 4 o 6 días, se puede alargar su conservación hasta 15 o 20 días.
  • Los empaques para cárnicos o quesos que tienen atmósfera modificada y son de alta barrera para evitar permeabilidad de oxígeno y humedad, permiten aumentar la vida de anaquel por más de 30 días en refrigeración. Si se habla de congelados se extiende a varios meses.
  • Dependiendo del tipo de alimentos se puede trabajar en el material del empaque siempre cuidando la parte microbiológica, aspecto importante para evitar la degradación del alimento.
  • Adaptar las porciones para no abrir paquetes completos es otra ventaja de los empaques plásticos, ya que ayudan a mantener los productos en buen estado.
empaques-de-plastico-vida-util

Crédito foto: Dow México

Materiales de empaque que cuidan la inocuidad alimentaria

Debido al contexto actual, hay empaques que se deben desinfectar o lavar y que quizá tienen un abuso en su manipulación, por ello deben brindar protección, resistencia y buen desempeño.

Por ello, uno de los objetivos de los empaques para alimentos es cuidar la inocuidad alimentaria. El plástico, el polietileno y las soluciones de resinas son los mejores materiales para evitar fugas y mantener a los productos inocuos.

Al respecto, Florent Bouchonneau explica:

  • Los polietilenos son materiales que resisten a las caídas y abusos de forma general.
  • Algunos permiten trabajar en la parte más óptica o de apariencia que también se cuida. Con ellas se pueden llevar a cabo formulaciones de empaques que se adapten a alimentos frescos, congelados y secos, para cumplir con la conservación.
  • El polietileno es uno de los polímeros más versátiles en cuanto a actividad. Se coextruyen en diferentes películas que se pueden adaptar a alta barrera, sin alta barrera, una buena sellabilidad y con alta resistencia al rasgado.
  • Los sellantes ofrecen también un buen desempeño.

La mayoría de los empaques flexibles que se observan en el mercado tiene polietileno gracias sus propiedades, que combinado con otros materiales para ofrecer esa alta barrera al oxígeno y la conservación de productos, se pueden producir bolsas para vacío, congelados y pouches.

Te puede interesar: ¿Cómo aprovechar el crecimiento de empaques flexibles?

El papel de la economía circular en el reciclaje de los plásticos

Bouchonneau subraya que la economía circular y sustentabilidad son conceptos con tres importantes objetivos:

  1. La parte de economía circular, diseño y reciclabilidad, son factores primordiales para reducir el desperdicio de alimentos y reciclar el plástico. Específicamente cuando se habla de empaques, se debe buscar la forma en que éstos puedan ser reciclables y contar con diferentes esquemas de acopio y separación.
  2. El reto es identificar los diversos tipos de empaques y regresarlos a una cadena de reciclaje y reutilización de los mismos para aprovechar esos materiales como materia prima.
  3. En cuanto a la sustentabilidad, está el hecho de reducir la pérdida y desperdicio de alimentos, pues éstos utilizaron previamente recursos naturales, emitieron GEI y, al final, si se desperdician, esto causa un doble efecto.

“Cualquier material que sea plástico o de otro tipo (botellas, envases) puede tener más de un sólo uso. Antes de desecharlo se debe analizar si se puede reutilizar”, aclara el directivo.

“Es importante trabajar con las marcas y con los tomadores de decisión sobre los empaques, mostrarles sus beneficios y alcances, además de la importancia que tiene pensarlos desde el diseño”, agrega.

Bouchonneau señala que los elementos que se deben tomar en cuenta para una mejor reciclabilidad son:

  • Selección de los materiales
  • Diseño
  • Estructuras de empaques simplificadas, sencillas y fáciles
  • Reducción de laminaciones
  • Manera de envasar los productos

Te puede interesar: Conservantes que dan larga vida a las bebidas

6 claves para los fabricantes de empaques de plástico

Con la finalidad de ayudar a reducir las pérdidas y desperdicio de alimentos, existen marcados desafíos para los fabricantes de empaques de plástico, entre ellos:

  • Mejorar la seguridad alimentaria del producto.
  • Alargar sus fechas de caducidad.
  • Disminuir las mermas y retiradas por defectos de envase.
  • Aumentar su ecoeficiencia y sustentabilidad.

Florent Bouchonneau destaca seis factores clave para cumplir con dichos retos:

  1. Debido a la desinformación sobre lo que puede hacer un empaque, es preciso que los fabricantes cuenten con un canal de comunicación para conocer qué tecnologías permiten desarrollos novedosos.
  2. Realicen inversión para adecuar sus equipos, lo que puede ser una limitante porque podría frenar el cambio.
  3. Cuiden el impacto de la huella de carbono. Si se produce un empaque económico, pero con una tasa de desperdicio del 10 o 15%, será necesario trabajar con otro tipo de empaque.
  4. Es importante que consideren diversos aspectos para desarrollar sus empaques: producción, costo, desempeño y requisitos (más delgados, para alargar vida de anaquel, para conservación, etcétera).
  5. Trabajen y colaboren en equipo, porque de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que publicó la ONU en 2015, el objetivo número 12 que tiene como enfoque el desperdicio de alimentos, es necesario buscar soluciones en conjunto.
  6. Consideren que la tecnología utilizada en toda la cadena de valor y en las etapas del ciclo de vida de los alimentos, permitirá encontrar dichas soluciones y encontrar formas para reducir el impacto que causa el desperdicio de alimentos.



Autor

Griselda Vega

Periodista con más de 15 años de experiencia en la elaboración y edición de contenidos, investigación y desarrollo de segmentos editoriales. Especialista en fuentes de salud, nutrición, negocios, packaging, industria de alimentos y bebidas.


Relacionado

Te podría interesar