4 alternativas para empaques compostables

 |   septiembre 8, 2020
insumos-para-empaque
Insumos para empaque
Muchas empresas trabajan para que el 100% de sus envases sea recuperable para 2025. ¿Los empaques compostables pueden cumplir estos objetivos?


Los empaques compostables, que también son biodegradables, se convierten en abono una vez que logran desintegrarse con el medio ambiente. Además, no dejan ningún residuo tóxico y se degradan mucho más rápido que otros tipos de materiales ecológicos, pero bajo unas condiciones específicas.

Los consumidores conscientes buscan envases fabricados con materiales sostenibles, reciclables y cuya huella en el ambiente sea mínima. Del mismo modo que el cliente muestra una mayor preocupación por el proceso realizado sobre los alimentos que consume, también los productores de alimentos deben hacerlo con los envases y el ciclo de vida de los mismos.

Ya es costumbre ver en los supermercados envases hechos con materiales reciclables o biodegradables. Las marcas ya se distinguen unas de otras por medio de certificados ecológicos y, el público, conocedor de ello, los busca. Esta es una forma de crear una mayor vinculación marca-consumidor.

Estadísticas en la categoría de bio packaging

  • Según la Encuesta Global de Innova Market Insights en 2019, las bebidas calientes siguen siendo la categoría clave para el bio packaging: el 44% de todos los lanzamientos con envases de base biológica corresponden a esta categoría.
  • Las comidas preparadas y los acompañamientos en un empaque biodegradable muestran el crecimiento más rápido durante el año pasado (2019 frente a 2018).
  • El 46% de los nuevos lanzamientos con envases de base biológica son productos orgánicos.
  • El 63% de los nuevos productos con envases de base biológica son de Europa Occidental.
  • Bimbo muestra la mayor actividad de lanzamiento con envases de base biológica, con 4.8% de productos lanzados, seguido por Clipper Teas (3.5%), Teapigs (2.1%), Numi (2.1%), Bigelow Tea (1,5%) y Luigi Lavazza (1,4%).

Muchas empresas ya tienen como objetivo que el 100% de sus envases sea recuperable para 2025. Entonces surge la pregunta: ¿los empaques compostables pueden ser una herramienta para cumplir estos objetivos? A continuación se describen cuatro tipos de empaques que pueden ser compostables.

Envases en tiendas de abarrotes y puntos de venta de alimentos

El empaque para servicios de alimentos para restaurantes, cafeterías, lugares de circuito cerrado y barras de alimentos preparados en tiendas de comestibles es la opción más natural para los empaques compostables. Incluye envases como recipientes para llevar, ensaladeras, bandejas, cuencos para sopa y las servilletas, cubiertos y tapas. Si bien grandes cantidades de alimentos contaminan las corrientes de reciclaje de envases, los desechos de alimentos son exactamente lo que buscan los compostadores.

Desviar los restos de comida del vertedero evita las emisiones de metano y crea un abono terminado. Ésta es una enmienda beneficiosa para el suelo, que ayuda a extraer el carbono de la atmósfera. Diseñar esta categoría de envases para que sean compostables ayuda a guiar los restos de comida hacia el contenedor de compostaje, en lugar de hacia el contenedor de reciclaje o el vertedero. Elimina la necesidad de que los consumidores clasifiquen los artículos en contacto con los alimentos en diferentes contenedores, lo que es probable que hagan de manera incorrecta. Y el embalaje compostable en sí mismo puede ser una fuente útil de carbono para las instalaciones de compostaje, ya que produce compost.

Envases que entran en contacto con alimentos

Hoy en día, muchos alimentos en una tienda de comestibles están empaquetados y no son fácilmente reciclables. Tal es el caso de cortes de carne, alimentos congelados y queso. Estos productos se encuentran principalmente en películas no reciclables, bandejas de papel forrado o empaques de espuma. Por lo general, no se pueden reciclar fácilmente debido al diseño del material, el formato y porque el empaque a menudo está cubierto de residuos de alimentos. Si bien esta es una aplicación menos común para los envases compostables, puede ser una nueva frontera para las marcas con visión de futuro.

Envases de fibra que se mojan

Algunos envases de fibra que se mojan pueden ser más adecuados para el compostaje que para el reciclaje. Un ejemplo son los empaques de comercio electrónico a base de fibra, utilizados como separadores o soportes en kits de comida o entrega de comestibles. Si el embalaje se empapa o se ensucia por los elementos, la condensación de los paquetes de gel frío o los productos en el interior, es posible que ya no sea reciclable. Este material es a menudo cartón corrugado sin recubrimiento, que es fácilmente compostable. Pero los consumidores deberán comprender primero si deben reciclar o compostar estos envases. En estas situaciones, las empresas deben considerar etiquetar sus envases de una manera que comunique una jerarquía de decisiones.

Envases comestibles compostables

El envase comestible ha existido desde hace bastante tiempo, pero por un tema de costos y poca disponibilidad se dejó de lado en la industria alimentaria. Pero con la gran cantidad de desechos plásticos que generamos, se ha vuelto a poner esta idea en el tapete como una posible solución.

Según Transparency Market Research, la demanda de envases comestibles podría aumentar en promedio un 6,9% anual hasta 2024. Podría convertirse en un mercado valorado en casi $ 2 mil millones en todo el mundo. Nuevas compañías están innovando para fabricar envases y vajillas comestibles, elaboradas a partir de proteínas, almidones o algas. Los hoteles Marriott y Pernod Ricard comenzaron a usar sorbetes de algas. Y en la Maratón de Londres de 2019 se entregaron a los corredores unas cápsulas de bebidas isotónicas hechas a base de algas marinas, llamadas Ooho.

5 requisitos para empaques compostables

  1. Debe poder ser biodegradado al menos en un 90%, en un máximo de seis meses.
  2. Tiene que ser desintegrado en fragmentos de tamaño menores de 2 mm.
  3. La calidad química de la composta, por exigencia, cumple con unos parámetros establecidos en cuanto a su contenido de metales, calcio, fósforo y potasio.
  4. En la mayoría de los mercados también debe cumplir con los estándares y certificaciones relevantes para la compostabilidad. Antes de buscar el diseño y la certificación de compostaje, puede ser útil considerar si es el adecuado para el producto.
  5. Las etiquetas How2Recycle y How2Compost pueden ayudar a educar a los consumidores a reciclar el artículo si está limpio y seco, o convertirlo en abono si está mojado o sucio por alimentos.

7 innovaciones en empaques compostables

  1. En 2019, Grupo Bimbo anunció el lanzamiento del primer empaque compostable de pan Bimbo Vital en México. Tiene la particularidad de biodegradarse en 180 días.
  2. Dalter Food Group (Italia) está utilizando una película compostable y biodegradable hecha de los residuos de procesamiento de productos agrícolas y otros recursos renovables, para sobres de dosis única para queso rallado y cortado.
  3. Las mallas compostables y biodegradables hechas de pulpa de haya y suministradas por la empresa austriaca de envasado VPZ se utilizan para productos cítricos.
  4. Belu Water es la marca de agua embotellada más amigable con el medio ambiente y de rápido crecimiento en Reino Unido. Es la primera marca en Europa en usar botellas compostables hechas con maíz y la primera en comprometer todas sus ganancias en proyectos para limpiar el agua.
  5. SoFruPak, productora polaca de envases para frutos rojos, ha elegido las películas renovables y compostables NatureFlex, de Futamura, para las ventanas de las tapas de sus bandejas para frutos rojos. Las películas están fabricadas con pulpa de madera de gestión responsable.
  6. La marca de snacks Tribú tiene la primera línea de envases compostables de Chile. El nuevo packaging está hecho a base de pulpa de celulosa proveniente de bosques gestionados de forma sustentable (certificados FSC y ASC). Su contenido compostable se eleva a más de un 90% y sólo una pequeña proporción del total, un 0,02%, corresponde a elementos metálicos. En un período de 15 semanas, los envases compostables que contienen los mixs de semillas y frutos secos de Tribú podrán convertirse en compost o abono orgánico.
  7. Albert Herz (Alemania) presentó un producto de queso con envase de celulosa compostable casera. El embalaje es 100% libre de plástico. Es completamente compostable en ambientes bioactivos. También puede descomponerse en el mar. Este compuesto único está hecho de celulosa y maíz. La materia prima de celulosa proviene de bosques europeos con certificación FSC, y la materia prima de maíz se cultiva en Europa sin ingeniería genética.

FUENTES:

https://www.packagingdigest.com

https://www.elsol.com.ar/

https://www.mundopmmi.com/

https://presslatam.cl/

https://www.innovamarketinsights.com




Relacionado

Te podría interesar