La industria alimentaria y las buenas prácticas ante el Covid-19

 |   noviembre 19, 2020
mejores-prácticas-de-higiene-ante-covid-19


En el pasado Foro Virtual Empresarial y de Negocios de Alimentos de Guanajuato, se evaluaron las estrategias y buenas prácticas en la industria alimentaria derivadas del Covid-19, pues resulta prioritario cuidar la salud de la fuerza laboral durante la crisis sanitaria.

Durante la conferencia “Estrategias y avances en el logro de las buenas prácticas en las empresas derivadas del Covid-19”, el Doctor Jaime Naves Sánchez, Cofundador de Nutrisig, destacó que principal el impacto del coronavirus en la industria alimentaria se ha dado en la plantilla laboral, por lo que sugiere tener especial cuidado en el recurso humano.

En medio de la pandemia, el recurso más valioso de la industria alimentaria es el personal. Es necesario proteger a todas las personas, muchos de ellos de todos modos se van a enfermar así que, para minimizar el impacto del problema, se debe tener especial cuidado con la gente que:

  • Trabaja en producción, almacenamiento y transporte de alimentos
  • Hace saneamiento
  • Prepara los alimentos para los empleados
  • Realiza análisis de laboratorios

En este sentido, las buenas prácticas de manufactura resulta la herramienta básica para minimizar el riesgo de contagio con el SARS-CoV-2.

5 formas de proteger al personal de la industria alimentaria

  1. Preservar la seguridad del personal
  2. Proteger su salud mental
  3. Vigilar las horas de trabajo
  4. Proteger a quienes tienen contrato de corta duración
  5. Contratar y formar a más personal

Reforzar las buenas prácticas en las empresas de alimentación

  • Monitorear y seguir las recomendaciones de las autoridades y brindar información crítica a la fuerza laboral.
  • Evaluar si las políticas actuales del lugar de trabajo proveen suficiente apoyo a los empleados.
  • Aplicar buenas prácticas basadas en el dialogo social, leyes nacionales, normas internacionales de trabajo en las implementación de políticas nuevas o existentes.
  • Proteger el lugar de trabajo contra la discriminación y el estigma social facilitando la capacitación y garantizando que los mecanismos de denuncia sean confidenciales y seguros.

Te puede interesar: La importancia de la NOM 251 en tiempos de Covid-19

 

 



Autor

Guillermina García

Periodista especializada. Más de 10 años de experiencia en sectores como logística, negocios, industria plástica, tecnologías de la información, industria de alimentos y packaging.


Relacionado

Te podría interesar