Cargill y su resiliencia en los sistemas alimentarios

 |   agosto 19, 2020
cargill-sustentabilidad


Estados Unidos.- Cargill logró promover la resilencia de los sistemas alimentarios y del sector agrícola a pesar de los retos generados por la emergencia sanitaria del Covid-19 en el mundo y, dados los resultados, mantendrá esta estrategia durante el próximo año fiscal.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria, la empresa estadounidense y sus colaboradores han demostrado cómo la agilidad del equipo ayudó a mantener las cadenas de suministro en movimiento para poner los alimentos en las mesas de familias de todo el mundo.

Lo anterior, a pesar de los desafíos que enfrenta el sistema alimentario y agrícola y las interrupciones de la pandemia de Covid-19, dijo la empresa en su informe fiscal anual 2020, Alimentando al mundo.

“El año pasado nos enseñó que somos capaces de mucho más de lo que antes pensábamos. Podemos avanzar más rápido, con agilidad, navegando una crisis mientras mantenemos el bienestar de nuestra gente”, declaró David MacLennan, presidente y director general de Cargill, en el documento.

El informe anual de la compañía los siguientes puntos:

Seguridad

Con la crisis provocada por el Covid-19, las instalaciones de Cargill adaptaron los planes de respuesta ante la pandemia para implementar protocolos de seguridad sólidos en todo el mundo. En este sentido, la compañía redujo los incidentes relacionados con la seguridad, la calidad o los temas regulatorios de los alimentos en un 26% durante el año pasado.

Responsabilidad

Cargill proporcionó comidas a trabajadores de primera línea y a otras personas necesitadas. Se centró en cerrar la brecha de género en la agricultura, lanzando una asociación con el programa She Feeds the World de CARE, durante tres años por 10 millones de dólares. Trabajando en nueve países, este programa aumentará el potencial de ganancias de las mujeres agricultoras.

Sostenibilidad

En el año fiscal 2020, la compañía anunció un nuevo objetivo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de las cadenas de suministro mundiales en un 30% para 2030. Para proteger y mejorar los recursos hídricos, Cargill anunció objetivos de agua basados en el contexto en cuencas hidrográficas prioritarias, aumentando el acceso al agua limpia.

Así mismo, la compañía logró hitos importantes en las cadenas de suministro clave, incluida la soja, el cacao, el transporte marítimo, la carne de res, la nutrición acuática y la palma.



Autor

Mara Echeverria

Periodista con 14 años de experiencia como reportera en agencias informativas, medios impresos y digitales. Escribo historias sobre negocios y economía.


Relacionado

Te podría interesar