Clasificación de los edulcorantes: aplicaciones y normativas

 |   mayo 7, 2020
Edulcorante: aplicaciones y normativas


Un edulcorante es un compuesto capaz de producir un sabor dulce en la boca dada su estereoquímica y facilidad para formar puentes de hidrógeno,  así como la hidrofobia de sus moléculas para  provocar un estímulo entre este y el sitio receptor  de la boca.

 

Clasificación del edulcorante

 

• Por su origen: naturales o artificiales
• Por su estructura: hidratos de carbono, alcoholes polihídricos,  glucósidos,  proteínas  y otros.
• Por su valor nutritivo: nutritivos,  no  nutritivos.
• Por su valor calórico: dietéticos,  no  dietéticos.

La clasificación más común es la se basa en su valor nutritivo. En dicha clasificación existen dos tipos de edulcorantes: nutritivos y no nutritivos. Los edulcorantes nutritivos proporcionan cuatro calorías por gramo y las variedades no nutritivas casi no aportan calorías al organismo, ya que al ser mucho más dulces que el azúcar, las concentraciones requeridas para dar la misma sensación de dulzor son mucho menores.

 

Funciones generales de los edulcorantes

 

• Se usan para aportar dulzor a un producto.
• Neutralizar sabor astringente (en jugo de uva) y picante (chocolate).
• Aprovechar el efecto preservativo (por su higroscopicidad), por lo que se reduce el crecimiento microbiano.
• En carnes curadas se emplean para aportar efecto preservativo y realzar sabor.
• Se emplean como fuente de carbono para levaduras y otros microorganismos, en procesos de fermentación (ejemplo en panificación, bebidas alcohólicas, vinagre, etcétera).
• Contribuyen en el desarrollo de color y sabor en productos de panificación, cajeta, etc., debido a reacciones de caramelización y de obscurecimiento de Maillard.
• Proveen cuerpo, palatabilidad y textura en jarabes, dulces, helados, productos de panificación, etcétera.
• Mezclas de edulcorantes ayudan a mejorar propiedades funcionales, tales como el control del punto de congelación en productos congelados, cristalización en helados y dulces.
• Se mezclan en pequeñas cantidades con edulcorantes no nutritivos para enmascarar sabor picante y/o resabio, así como para proveer cuerpo al producto.

 

El dulzor, lo realmente importante

 

En un edulcorante es muy importante el dulzor, teniendo como grado de dulzor los g de edulcorante que se deben disolverse en agua para obtener un líquido de igual sabor que la solución de 1 g de sacarosa (como patrón) en el mismo volumen.

Los edulcorantes no nutritivos, presentan estructuras químicas diferentes y presentan aún en gran dilución un intenso sabor dulce, pero sin valor calórico.

Tras la búsqueda actual de nuevos edulcorantes se pueden indicar las siguientes condiciones requeridas por las diferentes autoridades de salud en el mundo:

• Seguros para el consumo humano.
• Gran dulzor.
• Adecuada solubilidad y estabilidad.
• Buena relación de costo-dulzor.

 

Edulcorantes no nutritivos

 

Ciclamatos: En 1958, los ciclamatos fueron considerados como aditivos GRAS, estudios realizados en los  60’s  demostraron  que su ingesta producía alta presión sanguínea, atrofia testicular, mutagenicidad, tumores en vejiga, deformaciones en feto, así como daños  en  cromosomas, en animales de laboratorio.   La  FDA  los eliminó en 1969 de la lista de los aditivos GRAS.

En Canadá se limitó su empleo a caramelos, en 1978 fue aprobado su uso para la industria farmacéutica.  Los  estudios con respecto a la  seguridad  continuaron,  en 1985 la  National  Research Council concluyó que el ciclamato en sus diferentes presentaciones no  es  carcinogénico, pero en presencia de otras substancias puede  ser co-carcinogénico.

En los últimos años, en México salió al mercado un refresco de cola que contenía en su formulación ciclamatos, la mala imagen de estos edulcorantes y la presión de los medios y social, condujo a que se modificase su formulación, a pesar de que en México no están prohibidos por las autoridades correspondientes como aditivo alimentario y que la evidencia toxicológica no es concluyente.

Acesulfame-K: Ha  demostrado  ser  un edulcorante no tóxico  en estudios de laboratorio, incluyendo   estudios de carcinogenicidad, mutagenicidad  y  teratogenicidad.  Ciertos estudios realizados en ratas hembra y macho, mostraron que podía ser causante de tumores en el pulmón o en las glándulas mamarias y elevar el nivel de  colesterol  en  ratas  diabéticas.  La FDA señaló que este análisis mostraba  que  dichos  tumores eran típicos y podrían encontrarse en forma rutinaria, por  lo  cual  la  evidencia de que sea un carcinogénico no es concluyente.

Alitame: Se considera que el alitame es un edulcorante apto para el consumo humano al haber sido evaluado en 15 diferentes estudios realizados en animales y en el ser humano.

Sacarina: que es la orto-sulfimida benzoica (y su sal sódica). En su mayor parte se elimina como tal por la orina; no es genotóxica, pero bioensayos produjeron tumores en vejiga. Debe limitarse su consumo y debe usarse sólo muy pura.

Neosugar: compuesto de sacarosa unida mediante un enlace beta a un número variable de unidades de fructosa. Es producido, por biosíntesis, por una enzima de origen fúngico: la fructosil-transferasa sobre sacarosa. No es nutritivo, ni digerible.

Neohesperidina: derivado de la Chalcona o difenil-propeno-ona, obtenida por hidrogenación de componentes amargos de frutos cítricos.

Por Sara Esther Valdés Martínez y Ma. De los Angeles Ruiz Ortiz


Autor

Carlos Juárez

Licenciado en Periodismo con más de 15 años de experiencia reporteril. Cubro fuentes mundiales, de economía y negocios para THE LOGISTICS WORLD y THE FOOD TECH. Colaborador en UnoTV y Crítico de cine y cultura en Gaio Ninja y Grupo Fórmula Yucatán.


Relacionado

Te podría interesar