Volver a lo básico: una oportunidad para brindar simplicidad y experiencias auténticas

Después de la pandemia de Covid-19, los consumidores se enfocaron en buscar la simplicidad en su día a día o un “regreso a lo básico”.

 |   noviembre 9, 2021
simplicidad


Graciana Méndez, Analista Regional Senior de Insights para América Latina de Mintel, en esta Master Talks para The Food Tech, nos habla sobre una tendencia que se está observando entre los consumidores de Latinoamérica: cómo después de un periodo prolongado de decisiones difíciles y de estrés, están buscando formas de simplicidad siguiendo lo que se llama “regreso a lo básico”.

La pandemia y la recesión económica están haciendo que los consumidores estén repensando lo que es importante y le den prioridad a la simplicidad. La vuelta a lo básico surgió como una forma concreta de afrontar este periodo de complejidad e incertidumbre en la región.

La crisis por Covid-19 provocó que los consumidores consideren el bienestar físico y emocional como una preocupación fundamental. Según la encuesta que Mintel realizó en Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, el bienestar de la familia y la salud son las principales preocupaciones de los consumidores.

En este sentido, ellos esperan que las empresas aborden el bienestar de una manera integrada donde la salud física, mental y nutricional se potencialicen y valorizan de forma simultánea.

4 maneras de regresar a lo básico

En la industria, alimentos y bebidas, la tendencia de volver a lo básico se manifiesta en cuatro áreas:

1. Es importante simplificar la cocina para facilitar las rutinas del hogar. Los consumidores están recurriendo a los electrodomésticos de cocina para simplificar la preparación de los alimentos. 37 % de los colombianos dicen usar un aparato de cocina que reduce los pasos de cocción.

2. Los productos versátiles pueden facilitar la vida y ayudan a economizar. 48% de los mexicanos dicen que ahorran dinero eligiendo ingredientes que se pueden usar en una variedad de comidas.

  • Un producto que ejemplifica muy bien esto son los granos ancestrales de México de la marca Diamante, que se pueden agregar a sopas, ensaladas, platos principales y sándwiches. Se cocina en 15 minutos, es versátil porque además tiene un sabor neutro, es fácil de preparar y es económico.

3. Las empresas deben ayudar a los consumidores a aprovechar al máximo los alimentos. 51% de los peruanos declaró que después del Covid-19 van a planificar las comidas con anticipación para hacer uso de todos los ingredientes y evitar el desperdicio.

  • La economía combinada con la sustentabilidad llevará a las personas a desperdiciar menos alimentos. Frente a esto, hay marcas que comunican, que evitan el desperdicio para posicionarse como sostenibles y con una buena relación calidad-precio. Por ejemplo, Hellmann´s, la marca de mayonesa, lanzó una campaña en Argentina y Chile donde brinda ideas y recetas de cómo reinventar los restos de comida usando mayonesa.

4. El cuidado de la salud se vuelve motivador clave en una búsqueda de una nutrición esencial. Después del Covid-19, los consumidores van a valorar esta vuelta a lo básico. Esto significa comprar alimentos que satisfagan las necesidades nutricionales básicas, precisamente de las personas de manera simple, práctica y económica.

Las etiquetas simples también pueden ayudar a contar mejor esta historia. Esto incluye etiquetas claras, con ingredientes conocidos, reconocibles y una comunicación directa.

Un ejemplo es la campaña “Delpo Básico” de Yogurísimo en Argentina, que reivindica el yogur como un súper alimento esencial con varios beneficios, al mismo tiempo que logra comunicar conceptos complejos sobre nutrición de una manera divertida y simple. Se trata de una oportunidad de revalorizar al yogur al enfatizar sus beneficios saludables, naturales y funcionales también.

Recomendaciones para cumplir con la demanda de simplicidad

  • Es importante ayudar a los consumidores a maximizar lo que los consumidores están buscando, maneras de economizar y simplificar sus rutinas, aprovechando al máximo sus productos y evitando el desperdicio alimentario.
  • La nutrición básica se ha convertido en una de las principales preocupaciones de los consumidores. En este sentido, buscan ingredientes reconocibles y mensajes claros sobre las propiedades saludables de los productos.
  • Es clave ayudar a simplificar la vida de las personas, donde sus rutinas se vuelven cada vez más complejas y necesitarán cada vez más el apoyo de las marcas a través de soluciones más simples para ahorrar tiempo, esfuerzo y energía mental.
  • Es fundamental aliviar el estrés y mejorar el estado de ánimo de los consumidores. Durante momentos de ansiedad, como los que se han estado viviendo, las marcas pueden brindar un alivio emocional a través de productos, mensajes y experiencias que ayuden a que se sientan mejor de diferentes maneras. Desde algo divertido hasta un mensaje esperanzador, pasando por experiencias relajantes y estimulantes.

Ayudar a mejorar el estado de ánimo de las personas seguirá siendo clave en esta vuelta a lo básico, y las marcas tienen aquí una oportunidad para explorar.

Te puede interesar: La era postcovid y la resiliencia en el consumo de los mexicanos




Relacionado


Te podría interesar